Escritor y poeta colombiano. Sitio oficial.

Poema 138. Pilatos (2001)

Pilatos (poema) | Canciones para el camino

 

Poema 138. Pilatos (2001)  

Distinguir un sueño en el sueño,
nada fácil, pero lo he logrado.
Hay que reconocer la mirada de pescado,
la piel ceniza del personaje, el aspecto ajado
de los soñados objetos.
¿El resto?
Estar relajado,
que siga el ensueño.

Esta vez me vi en descampado
pisando ramas de palma
en medio de burros lánguidos sobre el suelo ollado
como cuando un pueblo pasa.
—¿Dónde está la gente? —pregunté. Apareció un centurión romano
a todas luces ebrio. —Esto fue el domingo— pronunció entonado.
Se parecía a Richard Burton cuando hizo su papel
en El manto sagrado.

El hombre caminó y me fui detrás,
señaló a un sujeto que colgaba de un árbol de totumo.
—¿Qué le pasó? —me dio por preguntar.
—Por un hombre besar—
dijo. —Entiendo —dije—, cada cual defiende su terruño.
No se me ocurrió otra cosa, pero volví a indagar.
—¿Era para tanto, colgar al besuco?
—Fue un beso traicionero —me dijo sin mirar.
Preferí no meterme más en el asunto.

Caminamos hasta ver niños sobre rocas,
frente a una mujer aporreada con peñascos.
—A ellos le prometieron multiplicación de pan y ropa,
dijo. Ella fue castigada por gente sin pecados.
Dudé si los ojos marchitos de los muchachos
era por hambre o por el mundo de modorra.

Le pedí al romano
irnos de allí, no se veía a nadie más,
a pesar
de que había huellas de animales y de humanos.

Llegamos a un sitio donde había cruces, un millar,
y tres crucificados.
Pregunté: —¿Y estos que hicieron de mal?
—Ladrones. Uno robó y el otro lo fue a acompañar.
Ah, —agregó— aquel fue por asumir delitos que no eran suyos y subió a pagarlos.
—Caramba, de esos hombres ya no se ven —fue mi replicar.
—Por los delitos de aquellos que el domingo lo aclamaron,
dijo el centurión con embriaguez creíble.
Me quede callado. Había pisadas por todas partes y nadie visible,
y tras la loma se oía una multitud celebrando.
El soldado dijo señalando
con el dedo índice:
—Están en la fuente, allá, príncipe.
Todos se están lavando las manos.

Pilatos (poema) | Canciones para el camino

LEA TAMBÍEN:  William Ospina prologa  “Canciones para el camino

ADEMÁS LEA: Carlos Cataño Iguarán y “Canciones para el camino” 1974-2019

Pilatos (poema) | Canciones para el camino

“Canciones para el camino”. Poesía escogida 1974-2019. Hernán Urbina Joiro (Caligrama Random, 2020). Prólogo de William Ospina.

 

DISPOBIBLE EN LIBRERÍA LERNER: https://bit.ly/2YE52rc

 Canciones para el camino Urbina Joiro Poema Pilatos 2001

Canciones para el camino
Hernán Urbina Joiro
(Caligrama, 2020)

Cuarenta y cinco años de historia, amores, censuras, perplejidades de Colombia y el mundo en versos memorables.
Prólogo del poeta y escritor colombiano William Ospina.

DISPOBIBLE EN LIBRERÍA LERNER: https://bit.ly/2YE52rc

 

OTROS PUNTOS DE VENTA DESDE ESPAÑA Y ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA

Amazon:  https://amzn.to/2Zi2Zdr  

Casa del Libro: https://bit.ly/3g3SrVd     

El Corte Inglés: https://bit.ly/3fZZOwW

Apple Books https://apple.co/2Tibh0Y

Caligrama Random:  https://bit.ly/2Zj0ZS4

Pilatos (poema) | Canciones para el camino

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Picture of Hérnan Urbina Joiro

Hérnan Urbina Joiro

Escritor y humanista colombiano.