Entrevista El Universal. “Los poemas me hicieron volver a vivir”: Hernán Urbina Joiro

Hernán Urbina Joiro Poema 79 Usted quiere que le cante
Poema 79. Usted quiere que le cante (1991)
septiembre 21, 2020
Hernán Urbina Joiro Poeta de Incendios de casas de palma 82
Poema 17. Incendios de casas de palma (1982)
septiembre 30, 2020
Mostrar todos

Entrevista El Universal. “Los poemas me hicieron volver a vivir”: Hernán Urbina Joiro

Hernán Urbina Joiro Los poemas me hicieron volver a vivir 

Hernán Urbina Joiro Los poemas me hicieron volver a vivir 

Hernán Urbina Joiro Los poemas me hicieron volver a vivir 

Hernán Urbina cumplió su gran sueño: publicar una selección de toda una vida de poemas: ‘Canciones para el camino’. Una espera de 45 años que termina.

“La primera vez que fui distinguido en la vida por alguna cosa fue por poeta (…) Por un poema que le escribí a la Virgen y lo recité en publico en el colegio, en un concurso, el 31 de mayo de 1977. De ese poema solo recuerdo unas líneas que dicen: ‘No existe símil que sea comparable a ti/ eres alegría sin fin//refugio de pecador’… el resto del poema se extravió”, recuerda Hernán Urbina Joiro.

A los 9 años empezó a hacer poemas en San Juan del Cesar, una tierra donde entonces los poetas eran vistos como “alcohólicos” o “medio chiflados” y eran más distinguidos los compositores. Él comenzó a escribir poemas para tratar de entender aquello que lo sacaba de equilibrio.

“La herramienta que empecé a utilizar -explica-, era la que veía en mi padre, que era capaz de fotografiar cualquier escenario con una copla. Empecé a imitarlo a él, tratando de describir lo que pasaba”.

¿Y qué sucedía a su alrededor?, hechos violentos, matanzas entre familias de su pueblo, los muertos en la Alta Guajira, por sed o por hambre, aquella asonada por la masacre de seis bolivarenses y todos esos sucesos que aún lleva en los hilos de sus recuerdos.

“La única cosa eficaz –continúa– que pude encontrar fue tratar de encerrarlas en un papel, en un terceto o cuarteto. Luego surgieron otros los sentimientos, el amor y otros temas”.

Hernán Urbina Joiro Los poemas me hicieron volver a vivir 

En cuatro de bachillerato se le ocurrió la idea de publicar un poemario, pero era algo difícil en San Juan. “Ese primer intento falló, luego intenté con la Casa de la Cultura de Valledupar, siempre fue difícil, siempre falló, hasta esta vez…”, relata. Tras 45 años, ha conseguido cumplir ese sueño, publicar ‘Canciones para el camino. Poesía escogida 1974- 2019’, con poemas inéditos de toda una vida, añorando algunos otros que se extraviaron en la inmensidad del tiempo. (También le puede interesar: Hernán Urbina en la Academia Nacional de Medicina)

Un tesoro en servilletas

Hernán Urbina buscó hasta la saciedad aquellos versos que escribió viviendo en México. Cursaba su segunda especialización cuando sufrió un accidente que le malogró una mano y lo dejó en cama.

Entonces una amiga le regaló ‘El laberinto de la soledad’, de Octavio Paz. “Fue la primer figura que yo dije: Tengo que ser como este señor”, recuerda.

En ese tiempo, todavía escribía poemas en servilletas. Los iba guardando dentro de aquel libro que, lamentablemente, extravió. “Yo he averiguado para recuperarlo, pero se perdió. Eso fue en el año 1996, sin embargo, sobrevivieron algunos poemas que tenía musicalizados”, refiere.

“Por ejemplo, ‘La suerte está echada’ yo la escribí en México y ese era un tema que yo le había prometido a Diomedes Díaz. Se salvaron otros poemas porque los había compartido con otras personas”, añade.

“Con muchísimo dolor se perdieron poemas, algunos los veo en mi mente, alcanzó a ver pedazos… La poesía se ve, se oye, se toca, son imágenes hechas con palabras”, precisa el médico, periodista, compositor, humanista, nacido Valledupar, departamento de Cesar.

El libro viene a conocer la luz de los lectores en la extraña época de la pandemia por el coronavirus y tras de una historia algo triste.

Hernán Urbina Joiro Los poemas me hicieron volver a vivir 

La vida de Hernán Urbina ha estado ligada a Cartagena. Llegó a vivir a la Heroica el 21 de diciembre de 1999, pero desde antes estaba enamorado de la ciudad. Cuando la vio por primera vez, duró tres días sin dormir, alegre.

En enero del 2000, compuso ‘Cartagena en mí’ por ese amor a esta tierra y luego hizo Soledad, asombrado por las tormentas eléctricas que veía desde un edificio frente al mar.

La ciudad también le dio a su hija, que llegó a llenar “todo el espacio vacío” en él. Algo que entendió aquella primera vez que se quedó sin la compañía de ella.

Cuando regresó a un apartamento que “parecía que le hubieran extraído el aire”, tomó el juguete preferido de su hija, un instrumento en forma de guitarra, con cuatro letras mi, fa, so, la, y compuso: “Como nace el viento/ Como llega el verso/ Apareciste tú/ llenándolo todo, abarcando todo/ De donde es la dicha, apareciste tú/ …) Hija, yo te quiero mucho/ No lo olvides en el mundo/ Que tú debes conquistar…”, el poema se llama ‘Más que una reina’, que más tarde se convertiría en la icónica canción ‘Hija’, interpretada por Diomedes Díaz.

Así mismo el maestro Urbina ha convertido sus poemas en canciones, clásicos del vallenato, como ‘Ahora sí’, ‘Como nunca’, ‘Tú eres la reina’, ‘Cómo premiarte’, temas que hoy tienen sus versiones completas en los poemas de ‘Canciones para el camino’.

“La gente no debería buscar un cancionero porque no lo va a encontrar. Incluso lo grabado, aquí está distinto, aquí están los poemas originales míos. Yo primero hago los poemas y después los convierto en canciones”, señala. Canciones inolvidables… para el camino.

“Nunca dejé de hacer poesía”

“Cuando quise hacer poesía en San Juan del Cesar, fui rechazado”, sigue contándome Hernán Urbina sobre sus inicios. “Además -detalla-, fui motivo de burla: yo cargaba un terraplén de poemas en una cartera. Un día extravié la cartera en el jardín de una vecina, quien leyó todos esos poemas, muchos de ellos amorosos, y empezó el chisme de que yo estaba enamorado de la señora que era mamá de un compañero”.

Cuando su papá le enseñó a ponerle música a sus poemas, Hernán compuso su primera canción: ‘Versos a la hermana Aurora’, un boom en su colegio, y luego hizo ‘Te quiero de verdad’, interpretada por el célebre Juancho Rois en el primer Festival Nacional de Compositores Vallenato, con la que Urbina ganó en la categoría de aficionados, el 8 de diciembre de 1977.

“Ahí empezó otro problema en mi casa, porque no iba a ser solo poeta si no cantante. De hecho la CBS fue a mi casa en ese tiempo para que yo hiciera un disco, mi mamá los echó a todos. Pero nunca dejé de hacer poesía, es la herramienta hasta el día de hoy más eficaz que tengo para aclarar lo que no entiendo, hay varias columnas mías que son poemas, porque primero hago el poema, si funciona como poema, es porque las ideas son eficaces, entonces hago otra cosa”, narra.

Y me dice que el libro “puede ser una sola canción que empecé a escribir a los nueve años y ahora le he puesto un punto transitorio en 2019, con diversos matices, diversas estrofas, diversas cadencias. Era un poco más entendible que eran canciones para un solo camino: la vida, por eso me decanté por ese título”.

Sin lugar a dudas ha sido una alegría grande para este poeta poder compartir sus versos.

“Los poemas me hicieron volver a vivir muchas veces y me ayudaron a vivir con valentía, yo espero que esas imágenes también ayuden a los demás que les cuesta caminar por muchas razones. (…) He tenido muchos accidentes, una vez tuve un accidente muy grave, en Valledupar, me volteé en un carro, quedé muy golpeado y, cuando me desperté en la clínica al día siguiente, lo primero que me dije fue: ‘Estoy vivo y tengo la poesía, así que no ha pasado nada’”. (También le puede interesar: Crónica de Hernán Urbina: Aniversario 70 de El Universal: Las noticias falsas y mi clon)

Epílogo

El torrente de la poesía circula por las venas de Hernán Urbina Joiro como un río de caudal impetuoso y sin fin. Han sido 45 años de fecunda escritura. Muchos de sus poemas se han extraviado en el tiempo, en servilletas, en papeles, muchos otros se han convertido en famosas canciones, himnos vallenatos, muchísimos otros Hernán los ha guardado como un tesoro, inmenso, que hoy comparte con el mundo.


Disponible en librerías

 

‘Canciones para el camino’, editorial Caligrama, se encuentra disponible en las principales librerías del país. Su autor espera realizar próximamente una presentación de este libro de 182 poemas en Cartagena. “El que avanza por este libro no solo va encontrando un ser humano curioso, observador, compasivo, que no esquiva ninguna experiencia, que de todo quiere dar testimonio, que mira, toca, siente, sueña, y a todo le busca música”, describe William Ospina en el prólogo.

 

 

CRISTIAN AGÁMEZ PÁJARO
27 de septiembre de 2020

Compartir contenido
Hérnan Urbina Joiro
Hérnan Urbina Joiro
Escritor y humanista colombiano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this