El lenguaje del sufrimiento se actualiza siempre: ya duele la cárcel y la vejación a los embriones humanos congelados

Hernán Urbina Joiro humanista
El sufrimiento humano debe enfocarse desde el individuo que no puede librarse de su yo
junio 30, 2019
Hernán Urbina Joiro humanista
Humanidad es esa que siempre sale adelante
julio 8, 2019
Mostrar todos

El lenguaje del sufrimiento se actualiza siempre: ya duele la cárcel y la vejación a los embriones humanos congelados

Hernán Urbina Joiro humanista

El lenguaje del sufrir cambia: duelen los embriones humanos encarcelados.


Imprevisible, como passio que es, el sufrimiento siempre se hará sentir, siempre cambia y al cambiar nos cambia a todos.

La civilización no sufre tanto porque las mujeres voten en las elecciones populares o trabajen en los mismos oficios que los hombres y empiezan a generar sufrimiento los embriones humanos congelados.

Ya duele que con las nuevas tecnologías se encarcelen por años a los embriones humanos hasta hacerlos nacer algún día o aprovechar una parte de ellos e incinerar el resto luego de lograrse un embarazo.

El lenguaje del sufrir cambia: duelen los embriones humanos encarcelados

Reconociendo que la biotecnología ha sido de enorme beneficio a la humanidad, no se puede ocultar que el utilitarismo empezó a incidir inquietantemente en la ciencia desde hace mucho. En el caso de la genética, la palabra fertilidad —de plantas, animales o seres humanos— ha sido el leitmotiv por excelencia, más otra expresión aún más complicada, pero inherente a la primera: mejorar la raza.

Fuera de permitirles concebir hijos a parejas con problemas de fertilidad, hoy es corriente la obtención de niños libres de enfermedades genéticas a partir de la creación de embriones humanos, fusionando en el laboratorio las células sexuales de las parejas para obtener distintos embriones humanos.

El lenguaje del sufrir cambia: duelen los embriones humanos encarcelados

Luego es cuestión de seleccionar entre ellos a uno que no haya heredado el gen indeseable e implantarlo en el útero de la madre. Con esto se logra un bebé libre de diversas afecciones transmisibles por predisposición genética en una familia[1].

El resto de los embriones humanos obtenidos para lograr ese embarazo suelen dejarse congelados para emplearlos en otras investigaciones. Esto ha traído felicidad a familias con problemas de descendencia, pero también ha generado una problemática en torno a lo que debe nombrarse, al menos, por organismos humanos congelados.

El lenguaje del sufrir cambia: duelen los embriones humanos encarcelados

No se trata de brotes de brócoli o de embriones de patos, ni siquiera se trata de una sección de un ser humano: son organismos humanos vivos y completos con algunas semanas de edad.


[1] Handyside AH, Kontogianni EH, Hardy K, Winston RM. Pregnancies from biopsied human preimplantation embryos sexed by Y-specific DNA amplification. Nature. 1990 Apr 19;344(6268):768-70.

*Apartes de Humanidad Ahora (2018), colección de ensayos de Hernán Urbina Joiro

LEA TAMBIÉN: La bioética nos concierne a todos

TAMBIÉN VEA: Siempre hay que elegir: Humanidad no es lo totalmente bueno ni lo totalmente malo

Hérnan Urbina Joiro
Hérnan Urbina Joiro
Escritor y humanista colombiano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this